SKF lanza SKF Insight

Compartir:

Una tecnología innovadora específicamente diseñada para rodamientos inteligentes...


El monoambiente es una tipología donde el espacio fluye libremente generando una gran sensación de amplitud. Pero muchas veces las funciones se entremezclan y no queda claro dónde empieza y dónde termina cada sector. Por eso te damos 6 tips para que puedas organizarlo mejor.

  • Un mueble bajo: útil como apoyo de la zona de TV o para guardado. Te puede ayudar para darle límite a un espacio sin "invadir" con un elemento más concreto como sería un muro.
  • El ladrillo de vidrio: si la idea es tener una separación más contenida como podría ser un sector de trabajo o un lugar que necesite mayor privacidad, esta es una alternativa que no da sensación de encierro ni quita luminosidad.
  • El biombo: un todo terreno que oculta pero también muestra regulando su apertura o cierre y se adapta a todos los espacios; se pueden elegir distintos modelos y grados de transparencia.
  • Una barra: no sólo es un clásico para dividir, también te da lugar extra para trabajar en la cocina o evitar una mesa de comedor.
  • Los planos de color: una pared o apostar a un mismo color en distintas gamas para cada sector puede ayudar a agrupar sin la necesidad de dividir un ambiente.
  • Las alfombras: te ayudan a enmarcar lo que necesites sin recurrir a las paredes. Sobre todo si usás un color o textura bien contrastante con la del piso. Son ideales para áreas como el estar o el hall de acceso.